A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /var/www/virtual/gandia.local/valorsactius/htdocs/application/controllers/web.php:1)

Filename: libraries/Session.php

Line Number: 689

Valors Actius en la gent gran

Experiencia


  • 67 Votos
  • 05 - 05 - 2017
El corazón del Centro de Día de Proyecto Hombre Gandia

Nuestra querida Concha ni se imagina que la estamos proponiendo como candidata, ella jamás nos lo hubiese permitido. Pero desde el Centro de Día de Proyecto Hombre Gandia pensamos que es la candidata ideal, es el corazón de nuestro centro, “esta rellena de amor”.

La engañamos pidiéndole que escribiese un artículo para la revista de Proyecto Hombre contando su experiencia como voluntaria. A continuación podéis conocer un poquito más a nuestra Concha.

“En 1997 empezó a formarse en Gandia un grupo de personas concienciadas por el problema de las adicciones a las drogas en nuestra ciudad y que tenían procedencias diversas: algunos provenían de la política , otros de CARITAS, otros del GRUP SCOUT PARPALLÓ (que nos cedió sus locales para las primeras reuniones), otros eran antiguos pacientes de Proyecto Hombre, algunas pertenecían a la Asociación de Viudas… A este grupo se unió el por aquel entonces superior de los padres Jesuitas y los miembros de una asociación para la ayuda a drogodependientes del municipio de Oliva llamada “SAFOR DIJOUS” (se llamaba así porque siempre se reunían los jueves). A estas reuniones solía acudir con regularidad Concha, y la finalidad de las mismas era la de coordinar esfuerzos para hacer realidad el Centre de Día Gandia.

 Como primera parte de la estrategia se constituyó la asociación, escogiendo el nombre de MOSAIC, debido a lo diverso de la procedencia de sus miembros.

La primera acción de dicha asociación fue la creación de una vivienda tutelada en la que estuvo colaborando Concha desde sus inicios en 1998. En 1999 y tras la creación del Centro de Día estuvo prestando servicio como voluntaria en la atención a los familiares de usuarios, atención telefónica, recogida de información de las primeras atenciones, talleres de relajación… pasando por las diferentes ubicaciones del Centro de Día: Palacio Ducal, compartiendo locales con la Unidad de Alcohología, en los locales de la Plaza de l’Alquería Nova y actualmente en el edificio de CARITAS de la calle Duque Carlos de Borja.

Como ella misma dice: “La manera más bella, más hermosa e inteligente de vivir, debe tener como objeto, a mi modo de ver, el amor al prójimo, esto ha sido, desde siempre, lo que me ha movido a ser voluntaria de esta maravillosa fundación, Proyecto Hombre.

Asistí a una charla que daba nuestro querido Vicente Pla, allá por el año 1998… y me quedé, aquí sigo desde entonces, en este querido Centro de Día de Gandia, donde cada día aprendo que la manera más bella, más hermosa e inteligente de vivir debe tener como finalidad describir la belleza y la riqueza de las personas que nos rodean.

Todo el que pretenda disfrutar la vida en plenitud, ha de entender la ley del amor, que a mi humilde modo de ver, consiste en pasar por este mundo derrochando afecto, bondad y amistad, sin esperar nada a cambio, simplemente una sonrisa y un abrazo.

Saber vivir para los demás es fundamental para la felicidad de todos. A través de esta entrañable experiencia he aprendido cuanto de bueno y positivo tiene cada ser humano. Estemos siempre dispuestos a la comprensión y a la sonrisa. Una sonrisa cuesta muy poco, pero vale mucho. Dura un instante, y su recuerdo permanece toda una vida. Nuestra vida no tiene ningún sentido mientras seamos tacaños para la felicidad de los demás.

Otra cosa muy importante es el respeto, todo pasa por esta realidad.

No puedo terminar sin agradecer nuestros queridos y extraordinarios profesionales que día tras día derraman su afecto y su bondad sobre todos nosotros, por su calor humano en las relaciones, en la convivencia. ¡sois formidables! ¡gracias por todo!

Me gustaría terminar con una preciosa cita del gran poeta Amado Nervo:

Porque al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino, que si extraje las mieles o la hiel de las cosas fue porque en ellas puse hiel o mieles sobradas, cuando  planté rosales, coseché siempre rosas”